Defender el Aragonés y el Catalán en Zaragoza

 LA DEFENSA, RESPETO Y PROTECCIÓN DE LA REALIDAD TRILINGÜE DE ARAGÓN. Ese es el objeto de la Propuesta de Resolución que, como portavoz del grupo provincial de CHA en la Diputación de Zaragoza, presenté para su debate en Pleno.

Salón de Plenos de la Dìputación de Zaragoza

La Ley 10/2009, de 22 de diciembre, de uso, protección y promoción de las lenguas propias de Aragón supuso el reconocimiento y ejercicio democrático de los derechos de los hablantes de las lenguas propias –aunque minoritarias- de Aragón: el aragonés y el catalán.

Con la aprobación de esta ley se conseguía establecer el marco jurídico que permitiese el reconocimiento expreso de estas lenguas y reconociese los derechos de sus hablantes en Aragón ateniéndose a lo dispuesto en la Constitución española, la Carta Europea de las Lenguas Regionales o Minoritarias y el Estatuto de Autonomía de Aragón.

Durante el proceso de tramitación de la ley 10/2009 se introdujeron enmiendas que permitían dar cumplimiento a los preceptos que la Carta Europea establecía para las lenguas de Aragón –aragonés y catalán-, para las que sucesivos informes de control, de dicha Carta, elaborados por el Consejo de Europa, reclamaban la aprobación del marco legal para el cumplimiento de los mandatos de dicho órgano supranacional.

Tres años después de aprobar dicha ley, que fijaba el umbral mínimo de cumplimiento de las obligaciones internacionales contraídas por el Estado español para la protección del aragonés y del catalán en Aragón, ha sido incumplida, hecho que ha sido denunciado por CHA ante las instituciones europeas.

Recientemente, la Diputación General de Aragón ha presentado públicamente un anteproyecto de ley que niega la existencia de ambas lenguas; las reduce, bajo la etiqueta de modalidades de una lengua desconocida, a una amalgama de hablas locales sin relación aparente entre sí, reduce a su mínima expresión los ámbitos públicos en los que pueden ser utilizadas y vacía de contenido las disposiciones actuales que estaban destinadas a garantizar su enseñanza, uso en la vida administrativa, económica y social, en los medios de comunicación, y su difusión y dignificación.

Este anteproyecto ha generado múltiples reacciones como las diferentes iniciativas ante el Parlamento Europeo, la revisión del tercer informe de monitorización de la aplicación de la Carta Europea de las Lenguas Regionales o Minoritarias, las manifestaciones de diferentes colectivos, asociaciones culturales y plataformas de hablantes de las lenguas minoritarias de Aragón o el pronunciamiento del Consejo Escolar de Aragón y el Consejo Superior de las Lenguas de Aragón en contra de la modificación de la Ley vigente.

Según el listado de municipios incluídos en las zonas de utilización predominante de su respectiva lengua o modalidad lingüística propia, en la provincia de Zaragoza son directamente afectados para el aragonés los municipios de Ardisa, Bagüés, Biel-Fuencalderas, El Frago, Longás, Mianos, Murillo de Gállego y Santa Eulalia de Gállego; y en el caso del catalán, los municipios son Fabara, Fayón, Maella, Mequinenza y Nonaspe.

Por todo ello, desde Chunta Aragonesista propuse al Pleno la adopción del siguiente acuerdo:

El Pleno de la Diputación Provincial de Zaragoza acuerda:

A) Rechazar cualquier modificación legal que suponga un recorte de los derechos lingüísticos de la ciudadanía aragonesa, y especialmente en los municipios zaragozanos incluidos en las zonas de utilización histórica predominante del aragonés  y del catalán.

B) Instar al Gobierno de Aragón a:

1.- Cumplir de forma inmediata todas las previsiones contenidas en la Ley 10/2009, de 22 de diciembre, de uso, protección y promoción de las lenguas propias de Aragón y respetar en su integridad la Carta Europea de las Lenguas Regionales o Minoritarias.

 2- Tomar las medidas contenidas en la legislación vigente, para que se respeten los derechos de los hablantes que reconoce la legislación internacional, europea, española y aragonesa, en los municipios aragoneses incluidos en las zonas de utilización histórica predominante del aragonés  y del catalán.

El debate se celebró el pasado miércoles día 12 y el resultado: votaron a favor PSOE, CHA e IU; y en contra PP y PAR. Los argumentos para oponerse, igual de peregrinos que los esgrimidos por el Gobierno de Aragón para modificar la Ley. Parece ser que el que los valencianos llamén a su catalán “valenciano” nos da licencia para llamar aquí al catalán, “Aragonés oriental”. Los nombres son importantes pero más aún lo es no reconocer la unidad de las respectivas lenguas, negarse a procesos de normalización y ampararse para ello en su obsesión de defender las variedades locales. Eso sí sin decir a qué lengua pertenecen esas variendades locales.

En el Ayuntamiento de Zaragoza, donde residen los habitantes del 75 % de la provincia de Zaragoza, se aprobó, pero en la DPZ no.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s