Decreto de ayudas por la sequía, ya

Por mucho que llueva a partir de ahora, el daño causado por la sequía ya es irreversible en muchos de los casos. Mal que le pese a Cañete, los ganados que llevan meses alimentandose de piensos porque no hay pastos, los cereales de secano que ya no nacerán, los manantiales desecados que dejarán sin agua a muchos núcleos de población, el riesgo agravado de incendios forestales, o las reservas que menguan y menguan de nuestros embalses y que obligan ya a dramáticas restricciones, son daños que están ahí con carácter irreversible. Y requieren la adopación de medidas urgentes para paliarlos (aunque no se disponga de efectivo que es lo que le pasa al Ministerio de Agricultura). Urge la aprobación del Decreto de ayudas por la sequía, ya, y sin esperar a ver si llueve un poquito más.
Según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), el pasado trimestre diciembre-febrero se ha convertido en el trimestre invernal más seco en España desde la década de 1940. El balance provisional por provincias en Aragón es de carácter “seco” en Teruel (22,4 l/m2 frente a una media de 50,1 l/m2 entre 1971 y 2000); de carácter “muy seco” en la provincia de Zaragoza (17,4 l/m2 frente a una media de 66,1 l/m2 entre 1971 y 2000) y de carácter “extremadamente seco” en el Altoaragón (8 l/m2 frente a una media de 123,3 l/m2 en el mismo periodo).

 Aunque los largos períodos de sequía son propios del clima mediterráneo en general y del Valle del Ebro en particular, lo cierto es que en las últimas cinco décadas se está incrementando la frecuencia de estas sequías, a lo cual no parece ser ajeno el cambio climático.

Por todo ello, la preocupación de distintos sectores económicos se está transformando progresivamente en alarma por las consecuencias que esta sequía está empezando a ocasionar tanto en pérdidas económicas directas como en cuanto al aumento del desempleo relacionado con el sector agroindustrial.
 
Durante las últimas semanas representantes sindicales y empresariales vinculados a los sectores agrícola, ganadero e incluso del turismo de aventura, están informando de las importantes pérdidas económicas que están sufriendo ya, en algunos casos, o que pueden sufrir si no llueve en los próximos días o semanas. De hecho, si esto sucediera la cosecha del cereal puede perderse; al no haber pastos, los ganaderos aumentan sus gastos por tener que alimentar al ganado con pienso; y, por ejemplo, las empresas de turismo de aventura de los municipios del río Gállego no tendrán agua suficiente para poder realizar sus actividades.

 Así pues, desde las instituciones públicas debemos buscar soluciones urgentemente para aliviar las desastrosas consecuencias económicas que puede ocasionar esta sequía en un contexto ya muy difícil para estos sectores.

 Por todo ello, presenté, en nombre del grupo provincial de Chunta Aragonesista, una propuesta que fue debatida y aprobada unánimemente en el Pleno de la DPZ, celebrado la pasada semana. El texto, en su parte resolutiva es el que sigue:

El Pleno de la Diputación de Zaragoza acuerda:

 1.- Solicitar al Gobierno de España la consideración como “zona catastrófica” de las comarcas aragonesas afectadas por la sequía, impulsando medidas urgentes para paliar los efectos de ésta, especialmente en los sectores agrario y ganadero.
 2.- Solicitar al Gobierno de Aragón que, por una parte, requiera al Gobierno central la promulgación del Decreto de la sequía para ayudar a los sectores afectados y, por otra, adopte medidas específicas en el ejercicio de sus propias competencias en esa materia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s