La TCP casi ha muerto ¡Viva el Canfranc!

Los últimos palos recibidos por la Travesía Central del Pirineo (TCP) por parte de la Unión Europea, pero sobre todo por el propio Gobierno Español, evidencian más que nunca que AHORA es el momento de apostar decididamente por la Reapertura del Canfranc.

 Por eso desde CHA he presentado una propuesta de resolución en la Diputación de Zaragoza (DPZ), para debatirse en el próximo pleno de septiembre. Sobre esa base se están presentado también mociones en los ayuntamientos no sólo del corredor (desde Teruel hasta Canfranc), sino por parte también de otros ayuntamientos y comarcas. Yo mismo ya he hecho lo propio en el Ayuntamiento de Cuarte de Huerva (que forma parte de ese mismo corredor ferroviario). Con esta misma idea dimos, en este caso como Secretario de Infraestructuras de CHA, una rueda de prensa en la sede nazional. Igualmente llevamos el tema a las Cortes, y el  nuevo diputado-portavoz de Obras Públicas, Gregorio Briz, ya ha registrado también una interpelación al nuevo Consejero sobre las conexiones ferroviarias internacionales de Aragón.

El Presidente de Aquitania, Alain Rousset, hizo público el pasado 22 de julio planteó acortar el plazo de ejecución de las obras de reapertura del tramo Olorón-Bedous y el tramo entre esta localidad y Canfranc dejándolos para el 2013 y 2015 respectivamente. Conocida la perspectiva francesa de reabrir la línea internacional en cuatro años, es ahora el ADIF y los gobiernos de España y Aragón quienes tienen que fijar sus horizontes para hacer posible esa reapertura.

Esta propuesta se ha conocido poco después de que se haya sabido que la Comisión Europea tiene previsto modificar el listado de ejes prioritarios de las Redes Transeuropeas de Transporte con la intención de reducir su número de 30 a 10 para adaptarlo a los límites de las perspectivas financieras 2014-2020 de la Unión Europea. Entre los proyectos que quedarán descartados se encuentra el nº 16, correspondiente a la ejecución de la Travesía ferroviaria Central de los Pirineos (TCP). Sin embargo, en su lugar, se incluye un nuevo proyecto prioritario que no existía en el listado anterior: el del Corredor ferroviario Mediterráneo impulsado a través del lobby Ferrmed por los gobiernos y empresarios de Cataluña, Valencia, Murcia y Andalucía.

Se ha llegado a esta situación por la preferencia mostrada desde mayo de 2009 por el gobierno español por la inclusión de un corredor mediterráneo que sus promotores concebían abiertamente como incompatible con la TCP, plasmada en la negativa actuación para los intereses de la TCP desarrollada por la Presidencia española de la UE durante el primer semestre de 2010; y la previsible reducción de la capacidad de la Unión Europea, en el contexto general de la crisis, para mantener los compromisos de financiación que imponen los proyectos prioritarios de las redes transeuropeas de transporte. Así, el resultado obtenido no podía ser otro que el descarte de la TCP en favor del corredor mediterráneo en una propuesta de la Comisión que, tal y como está establecido el mecanismo de toma de decisiones en la Unión Europea, será prácticamente imposible modificar de manera sustancial en su tramitación definitiva ante el Consejo y el Parlamento Europeo a lo largo de este otoño.

Paradójicamente, mientras este proceso de disputa sobre los grandes ejes prioritarios se desarrollaba, el gobierno español se desentendía de sus compromisos de inversión en la modernización de la línea ferroviaria Zaragoza-Pau a través de Canfranc (limitándose a la firma del memorándum-marco en mayo de 2010, que no contiene plazos para la reapertura final de la línea). Asimismo, el Gobierno de Aragón fiaba todas sus expectativas sobre las comunicaciones ferroviarias con Francia a la ejecución de la TCP, sin mantener la presión sobre el gobierno central para la adecuación de la línea de Canfranc de cara a una reapertura, justo ahora que el gobierno francés y la región de Aquitania creen e invierten en ella.

Es evidente que éste es el momento de apostar fuerte por la reapertura del Canfranc, que en todo caso sería una condición “sine qua non” para que un día sea posible la TCP. En este sentido, el último informe del Consejo Económico y Social de Aragón, el coste de la reapertura de esta línea sería de algo menos de 400 millones de euros (frente a los 8.000 estimados para la TCP y los 51.000 comprometidos por el Gobierno español para el corredor mediterráneo), su plazo de ejecución inferior a 4 años y su puesta en servicio permitiría ampliar en un 50 % el volumen de mercancías que actualmente atraviesan la frontera con Francia por ferrocarril a través de los pasos costeros.

Esta situación exige una apuesta decidida tanto por parte del Gobierno de Aragón como del de España. Los escritos remitidos a Fomento y a la Unión Europea el pasado 26 de julio por los presidentes autonómicos de Madrid, Extremadura, Castilla-La Mancha y Aragón solicitando apoyo para el corredor transeuropeo nº 16, es un primer paso positivo.

En esa línea, ahora urge una actuación firme y comprometida con la reapertura del Canfranc. Por todo ello, como portavoz del grupo provincial de Chunta Aragonesista, y  considerando preciso reiterar el compromiso de la Diputación de Zaragoza con estas demandas he presentado  para su debate, la siguiente PROPUESTA DE RESOLUCIÓN:

 El Pleno de la Diputación de Zaragoza, consciente de la necesidad de priorizar la Reapertura de la línea ferroviaria internacional del Canfranc ante la evidencia de los avances y trabajos que se llevan a cabo en Francia; así como del insuficiente apoyo y débil defensa del proyecto de Travesía ferroviaria Central del Pirineo (TCP) por parte del Gobierno de España que ha desembocado en su descarte por parte de la Comisión Europea, acuerda solicitar a los gobiernos de Aragón y de España:

 1.- En relación con la reapertura del Canfranc,

 a) la elaboración de un programa de trabajo coordinado con las autoridades francesas responsables de las obras en el tramo francés de la línea ferroviaria Pau-Zaragoza, con el objeto de fijar una fecha definitiva/horizonte temporal concreto para la finalización de los trabajos y la reapertura de la línea.

 b) que, como expresión de ese compromiso, se consignen las partidas correspondientes debidamente dotadas en los Presupuestos Generales del Estado de 2012 y de los años sucesivos que permitan la modernización completa del tramo Huesca-Canfranc y con ello la entrada en servicio de este corredor en 2015, nueva fecha de referencia para el tramo francés.

 2. Igualmente, el Pleno de la Diputación de Zaragoza, y en relación con la Travesia Central Ferroviaria del Pirineo (TCP), acuerda

a) requerir del gobierno español la rectificación de la propuesta de retirar el corredor nº 16  de la lista de proyectos transeuropeos de transporte prioritarios, en las Instituciones de la Unión Europea durante la tramitación para su aprobación definitiva.

b) trasladar el descontento de la institución por la insuficiente defensa del proyecto de la TCP por parte del Gobierno español, que contrasta con la decidida apuesta por el corredor ferroviario del Mediterráneo.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s