Logramos que las Cortes de Aragón rechacen la explotación del Uranio que perjudica a las cuencas del Mesa y Piedra

Ayer por la tarde, el Pleno de las Cortes de Aragón aprobaba por unanimidad (Es decir: con el voto favorable de PSOE, PP, PAR, CHA e IU) la Proposición no de Ley que defendí en nombre de Chunta Aragonesista (CHA) en relación con la investigación y posible explotación de yacimientos de uranio en la comarca del Señorío de Molina de Aragón (en la provincia de Guadalajara) pero con graves afecciones a las cuencas de los ríos Mesa y Piedra, afluentes del Jalón. El importante acuerdo, se suma a los ya conseguidos, también a instancias de CHA, en el Ayuntamiento de Calatayud, Comarca de la Comunidad de Calatayud y Diputación Provincial de Zaragoza. El texto mejoró con unas enmiendas y una transacción unánime, que permitió actualizarlo con las últimas novedades. La parte dispositiva del acuerdo dice:Las Cortes de Aragón, instan al Gobierno de Aragón a:

1.-Seguir adoptando cuantas medidas administrativas sean necesarias, en colaboración con la Confederación Hidrográfica del Ebro, para evitar que las cuencas de los ríos Mesa y Piedra puedan sufrir alteraciones en la calidad de sus aguas por contaminación de uranio y radón procedentes del posible desarrollo de un proyecto de explotación minera de uranio en las localidades de Selas, Anquela del Ducado, Turmiel y Estables (provincia de Guadalajara) donde nacen o toman sus aguas los referidos ríos.
 
 2.-Plantear, a través  del Departamento de Medio Ambiente, la disconformidad y oposición del Gobierno Aragonés con los proyectos mineros de explotación de uranio “Aragoncilllo I” y “Aragoncillo II”, actualmente en tramitación, y solicitando el pronunciamiento negativo de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha  para que, en consonancia con su posición en el cercano yacimiento de Mazarete, en el que acordó la no registrabilidad para la actividad minera, evite la extracción de uranio como medida para preservar la riqueza medioambiental de la zona. Todo ello por sus graves afecciones a los tramos de los ríos Mesa y Piedra, pertenecientes a la subcuenca del Jalón y Cuenca del Ebro atendiendo al principio de unidad de cuenca, al artículo 72.2 del Estatuto de Autonomía de Aragón, y de acuerdo con el artículo 8.3 de la Ley 7/2006, de 22 de junio, de Protección Ambiental de Aragón.

  En julio de 2008 la empresa Minería Río Alagón, S.L. (filial de la multinacional australiana Berkeley Resources) presentó ante la Junta de Castilla-La Mancha el proyecto “Permiso  de investigación Aragoncillo 1” para la localización y evaluación de áreas de interés para la posible explotación de minerales de uranio, en esa comarca de Guadalajara cuya cabeza de partido es Molina de Aragón.
 En esa Sierra de Aragoncillo y concretamente en las localidades de Selas, Anquela del Ducado, Turmiel y Estables (provincia de Guadalajara) donde nace y toma sus aguas el río Mesa, cuyo curso bajo discurre por las localidades de Calmarza, Jaraba, Ibdes, Carenas, Castejón de las Armas  hasta desembocar en el Jalón, cerca de Ateca. El río Mesa transcurre en su mayor parte por la comarca de la Comunidad de Calatayud y abastece al embalse de la Tranquera y por lo tanto a la ciudad de Calatayud. Igualmente, aunque en menor medida, afecta también al río Piedra en origen, en torno a Tortuera, cerca de Molina.
Las concentraciones de uranio y radón en dosis superiores a las normales son tóxicas para la salud y en este caso producirían afecciones a espacios naturales protegidos en la zona de origen. Tanto el período de investigación como el susceptible de explotación provocarían, entre otros efectos, emisiones de gases y polvo, contaminación y eliminación de suelos, y sobre todo cambios físico-químicos en la calidad de las aguas por filtración de las tierras porosas del entorno de su nacimiento. A través de esas aguas contaminadas las afecciones llegarían a la zona de balnearios o plantas embotelladoras de agua de Jaraba, al Embalse de La Tranquera al que aportan sus aguas y al propio abastecimiento de Calatayud. El río Mesa en la actualidad es un río limpio con gran interés medio ambiental y este nuevo proyecto minero puede causar graves afecciones a los acuíferos de comarca de la Comunidad de Calatayud. En menor medida, las afecciones lo serían también al Río Piedra, cuyas aguas también confluyen en la Tranquera tras pasar por el célebre Monasterio de su nombre, y Nuévalos.
El pasado mes de febrero el Consejo de Ministros aprobó un Real Decreto (publicado en el BOE del 17 de marzo de 2009) por el que se dispone el levantamiento de la reserva definitiva del Estado para la explotación de minerales radioactivos en el área denominada “Mazarete. Guadalajara”, situada al norte de la provincia de Guadalajara, y cuyo derecho de explotación recaía en la Empresa Nacional Uranio SA (ENUSA). Posteriormente el 24 de marzo de 2009, la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha acordó la no registrabilidad para los permisos del área de Mazarete-Guadalajara. Eso mismo es lo que se pide ahora para las otras dos cuadrículas de Aragoncillo I y II, que en estos momentos, según la Delegación de Medio Ambiente en Guadalajara se encuentran en fase de “revisando proyecto de impacto medio ambiental”.
 Esperemos que este acuerdo del Parlamento Aragonés suponga el detonante definitivo para que Castilla-La Mancha, resuelva de acuerdo con los intereses de la zona afectada (11 de los 13 municipios ya se han pronunciado en contra, al igual que la Diputación Provincial de Guadalajara). Si estáis más interesados os remito a la web de la plataforma creda al efecto:  www.noaluranio.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s