Cuando no se piensa lo que se dice…

… es cuando se dice lo que se piensa. Así le pasó ayer a Gonzalo Arguilé, el consejero de Agricultura, que cargó contra la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona: “No es santo de mi devoción, no comparto su gestión, y si no lo ha hecho bien pues a mi me gustaría que la relevaran, que hubiera otra persona, a ver si lo hacía mejor”.

Ante el eco que sus palabras han tenido en los medios de comunicación (ver Heraldo y Periódico), hoy Arguilé se ha visto obligado a emitir un comunicado de rectificación, pero estoy convencido de que sigue opinando como ayer. Nunca ha escondido que no le gustan los departamentos de Medio Ambiente (ha cuestionado en muchas ocasiones su existencia), no se lleva bien con Boné (el consejero  del ramo en Aragón) y ahora parece que tampoco con Narbona (aunque con ella, en realidad, no tenga trato directo puesto que de los negociados de su departamento habla con la ministra de Agricultura, Elena Espinosa, para la que, por el contrario, no suele escatimar elogios).

Cuando he sido preguntado al respecto he dado mi opinión: creo que hay una especie de operación orquestada contra Cristina Narbona, a la que se critica por cumplir la ley en el proyecto de Yesa, respetar el proceso administrativo y pedir los estudios de impacto ambiental. Está visto que hay un doble rasero para medir a los responsables ministeriales: a unos, como a la de Fomento, se les perdona todo (precios AVE, ferrocarril del Canfranc, etc) y a otras no.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s