¿200 casualidades? No: clientelismo

Cuando hay 200 coincidencias entre las listas de candidatos del PAR a las próximas elecciones y las de empleados de empresas públicas aragonesas, dependientes del Gobierno de Aragón, y concretamente de los departamentos que gestiona el PAR, ¿se puede hablar de casualidad? En CHA creemos que no, y por eso hemos denunciado este hecho, atreviéndonos a decir públicamente lo que ya estaba siendo “vox populi”. No sabemos si esto es tráfico de influencias, nepotismo o clientelismo, pero sí que políticamente es reprobable y éticamente denunciable, y que la ciudadanía tiene derecho a saber lo que está pasando.

El Ejecutivo de Iglesias-Biel podría haber desmentido ya estas afirmaciones, pero no lo ha hecho. No nos extraña. Desde hace más de un año y medio viene negándose a entregar en las Cortes las listas de trabajadores en estas empresas,  alegando que esto supondría vulnerar la privacidad de estas personas. ¡Claro! No querían que nos enteráramos, por ejemplo, de que hasta cinco miembros de la lista del PAR en Maella, en Zaragoza, trabajan en Sodemasa. Hay más ejemplos, que podéis leer en la noticia de hoy de El Periódico de Aragón, y seguro que hay más que no hemos podido descubrir.

Creemos que este tema es muy grave porque pone en cuestión el sistema de empresas públicas y el mismo sistema democrático aragonés. Así lo creen también el Justicia de Aragón y el Defensor del Pueblo, que le han tenido que recordar a Sodemasa, empresa dependiente de Medio Ambiente (bajo gestión del consejero del PAR, Alfredo Boné) , que debe cumplir con los criterios de “igualdad, mérito y capacidad” en sus procesos de selección de personal.

Anuncios