Yesa: con la seguridad no se juega

No se puede mirar para otro lado cuando la realidad se impone y está en riesgo la seguridad de las personas. Y en lo referente al pantano de Yesa eso es lo está pasando, que los hechos -como el deslizamiento de agosto que ahora hemos conocido- prueban las conclusiones de todos esos informes que a lo largo de los años han venido alertando de la inestabilidad de las laderas en esa zona. Y como con la seguridad no se juega, he presentado en nombre de Chunta Aragonesista una proposición no de ley en las Cortes solicitando la paralización de las actuales obras del recrecimiento de Yesa mientras no esté garantizada de forma fehaciente la seguridad de las poblaciones afectadas, que se informe puntual y verazmente a la opinión pública y a las instituciones aragonesas de cuantas incidencias puedan surgir, y que se realicen los estudios geológicos y sísmicos pertinentes que despejen las dudas e incógnitas que se ciernen sobre la seguridad del proyecto (hoy por cierto, El Periódico de Aragón aporta novedades a este respecto).

Finalmente, volvemos a reclamar el descarte el actual proyecto para optar por las alternativas que atienden a la sostenibilidad medioambiental, a la normativa europea del agua y a las consideraciones formuladas por la comunidad científica desde la Nueva Cultura del Agua.

Anuncios