Con perricas, chufletes

El debate sobre el agua en los Estatutos de Autonomía es importante, pero no debe impedir que nos fijemos en otro asunto tanto o más determinante: la financiación. Nuestro portavoz Chesús Bernal siempre dice que “con perricas, chufletes” y tiene razón. Y, dado que el dinero no lo podemos pintar, lo debemos reclamar cuando llega el momento, y este es el momento. Así lo han entendido en otras Comunidades, y así, en los Estatutos catalán y el andaluz (ya aprobados) y el balear y el de Castilla-La Mancha (en tramitación), se establecen porcentajes (por PIB o población) o cantidades fijas para asegurarse las inversiones estatales en sus comunidades. En Aragón, sin embargo, el texto de reforma que salió de Cortes con nuestra abstención no dice nada que obligue al Estado. Sólo contiene recomendaciones.

Por eso, CHA presentará enmiendas en el Congreso para que aparezcan también en el aragonés disposiciones obligatorias similares a las de otros estatutos, de manera que aseguremos nuestro futuro financiero sin dejarlo al albur de la buena voluntad del Gobierno estatal de turno o de los restos del presupuesto que quede cuando ya se hayan entregado las cantidades obligatorias a las Comunidades que así las concretaron. Concretamente proponemos que:

  1. Para garantizar de forma efectiva el equilibrio económico territorial proclamado en el artículo 138 de la Constitución, el importes de las inversiones del Estado en Aragón, sin perjuicio de su participación en los fondos de compensación interterritorial, se equiparará a la proporción de la superficie de la Comunidad Autónoma en relación al conjunto del Estado. En todo caso, para su fijación se tendrán en cuenta, además, la baja densidad de población, los costes diferenciales de construcción derivados de la orografía y la condición de comunidad transfronteriza”.
  2. “El Estado compensará el déficil acumulado por la insuficiencia de sus inversiones en infraestructuras en Aragón con una inversión de cinco mil millones de euros a lo largo de siete años a partir de la aprobación del presente Estatuto. Estos importes se acumularán a las inversiones ordinarias que correspondan en cada ejercicio”.
  3. “En el caso de que, a la entrada en vigor del presente Estatuto, no se hubiera hecho efectiva por el Estado la deuda tributaria acumulada hasta ese momento en concepto de compensación por minoración de ingresos a la Comunidad Autónoma(…), la Comisión Mixta procederá en el plazo máximo de 3 meses a su determinación, debiendo ser liquidada y pagada tal deuda con cargo a los presupuestos del ejercicio siguiente”.

Habrá más enmiendas de carácter económico y financiero como las referentes a la creación de una hacienda propia, la cesión de tributos estatales recaudados en Aragón o la creación de una Agencia Tributaria Aragonesa, propuestas que presentamos durante la tramitación del Estatuto en las Cortes de Aragón y que mantendremos en el Congreso.

Anuncios