RENFE reduce el personal de las estaciones del Altoaragón

Según datos oficiales, la plantilla de RENFE en las estaciones del Altoaragón se ha reducido en un 35%, con bajadas sustanciales del número de trabajadores en lugares como Binéfar, Sariñena o Tardienta. Tenemos que corregir esta política que sacrifica nuestro medio rural. Por eso, desde CHA proponemos que el futuro Plan Sectorial de Ferrocarril incluya las inversiones necesarias para potenciar el servicio de ferrocarril convencional en el Altoaragón dada la importancia vital que tiene para la adecuada vertebración del territorio, así como que el Gobierno compense esta disminución de la aportación del sector público en las comarcas más afectadas.

A raíz de las iniciativas parlamentarias de CHA en el Congreso, dentro de la campaña “Vida en nuestros pueblos”, para conocer la situación de los servicios públicos en el Altoaragón, hemos conocido, según datos del propio Gobierno, en respuesta entregada el pasado mes de julio, la evolución de la plantilla de trabajadores de RENFE en el periodo 1996-2005 donde se observan los siguientes casos:

En Binéfar la estación ha perdido los cuatro trabajadores que tenía, lo que se debe, según el Gobierno central, a los procesos de modernización del servicio, pero supone una reducción de la capacidad de atención al usuario como han denunciado clientes y las plataformas en defensa del ferrocarril del Altoaragón. Igualmente Tardienta pasa de 44 a 23 trabajadores, una considerable reducción. Sariñena pierde 5 de los 6 trabajadores que tenía, quedándose sólo con uno en 2005. La ciudad de Huesca ha pasado de 18 a 14 en estos años. Jaca ha reducido de 4 a 3 los trabajadores en plantilla. Monzón ha perdido 4, pasando de 26 en 1996 a 22 en 2005. Plasencia del Monte también ha reducido en uno el número de trabajadores pasando de 3 a 2. Sabiñánigo pierde uno de los cuatro que figuraban en plantilla en 1996. Se ha pasado, por tanto, de unas cifras en el Altoaragón de 115 personas en plantilla en 1996 a 75 en 2005, lo que supone una reducción de 40 personas en plantilla. Sólo la estación de Canfranc ha aumentado en uno el número de trabajadores, con tres en total, y las demás lo han mantenido inalterable como Ayerbe o Selgua, con tres y un trabajadores en plantilla, respectivamente, tanto en 1996 como en 2005.

Estos datos suponen un doble problema: por un lado es una reducción del sector público en la zona afectada, que no compensa el Gobierno central y, por otro, una situación en la que no se pueden cumplir determinados servicios de atención al usuario como han denunciado en multitud de ocasiones la ciudadanía del Altoaragón de las comarcas más directamente afectadas.

Por este motivo, desde CHA consideramos necesarios que el futuro Plan Sectorial de Ferrocarril, que tiene que marcar la “hoja de ruta” de las inversiones en este sector para los próximos quince años, incluya las suficientes partidas económicas para mejorar las condiciones de servicio del ferrocarril convencional.

Anuncios