Podemos evitar el futuro colapso de la A-68 en La Cartuja

Bizén Fuster con el alcalde de La Cartuja, José Ramón, presentando la iniciativa ante la prensaAhora estamos a tiempo para poder anticiparnos a futuros problemas que sabemos que tendrán lugar en las comunicaciuones de acceso a Zaragoza. Por eso desde CHA proponemos una conexión entre el Cuarto Cinturón de Zaragoza y La Cartuja para evitar el futuro “colapso” de la A-68.

El otro día, acompañado por el Alcalde de La Cartuja, José Ramón, presenté en las Cortes una proposición no de Ley en la que insta al Gobierno a estudiar la viabilidad de la conexión entre el Cuatro Cinturón (Z-40) y el barrio de La Cartuja por la vía provincial CV-624. A nuestro juicio, esta actuación solucionaría la acumulación de tráfico que van a generar la instalación del Parque Tecnológico del Reciclado y el polígono Empresarium en la zona, que podría llegar al “colapso” de la A-68 en el plazo de dos años.

Es necesario adelantarse a los acontecimientos y actuar ya, dado que en el tramo de la A-68 entre Zaragoza y El Burgo se dan en la actualidad “momentos de saturación” durante las horas punta a pesar del desdoblamiento. Además, esta situación se vería agravada por la instalación de dos grandes focos de atracción de trabajadores como el Parque Tecnológico de Reciclado y Empresarium, que ocuparán más de 1.300 hectáreas y que generarán en torno a 12.000 puestos de trabajo.

Hay que buscar solución a un problema ineludible, puesto que las cifras son las cifras, los datos son los que son y la capacidad de evacuación de una vía es la que es. Recordemos también que la A-68, la vía que une Zaragoza con el Mediterráneo, es la única salida de la ciudad que no tiene alternativas, algo que se da en la conexión con Logroño con la AP-68 y la autovía; también en la conexión con Huesca, mediante la futura conexión del ramal norte del Cuarto Cinturón; y en la conexión con Barcelona, que cuenta con la AP-2 y la antigua N-II y en la autovía de Teruel y Valencia, con los trazados nuevo y el viejo.

La propuesta de CHA pretende conectar la Z-40 con La Cartuja por la carretera CV-624, de titularidad provincial. La unión por esta vía, con un tramo de cuatro kilómetros, permitiría y evitaría que todo el flujo de tráfico tenga que pasar por la A-68, aprovechando además que pasa por el centro mismo de los dos futuros polígonos.

Otra de las ventajas que tiene esta opción es que permitiría al Gobierno de Aragón tomar la iniciativa, de acuerdo con la Diputación Provincial de Zaragoza, y presentar el proyecto al Ministerio de Fomento. Dado que el Parque Tecnológico de Reciclado es un proyecto “supramunicipal” -según la nueva Ley de Ordenación del Territorio de Aragón- debe ser la propia DGA quien dé una solución, ya que de alguna forma es responsable del colapso que se pueda producir.

Respecto al coste que podrá suponer esta infraestructura, en todo caso deberá ser menor que otros proyectos como la futura autopista autonómica. Sin embargo, tengamos en cuenta que la colaboración del Ministerio está asegurada, ya que se trata una vía más de salida de Zaragoza.

Por su parte, en la comparecencia pública ante los medios de comunicación aragoneses, el alcalde de La Cartuja, José Ramón, declaró que el nivel de desarrollo en El Burgo y en la propia Cartuja, con la construcción de 1.300 viviendas, hará que la población se multiplique por cuatro en los próximos años, con el consecuente aumento de turismos que utilizarán las entradas a la ciudad. A todo ello habría que sumar que hasta 51 municipios, además de la capital, realizarán sus vertidos en el nuevo Parque Tecnológico de Reciclaje. La intensa actividad industrial que se acumula actualmente en este barrio de Zaragoza, con industrias tan importantes como Aceralia, Shindler, Tudor o Balay, genera un tráfico muy numeroso de vehículos especiales, autobuses y turismos que “machacan” el asfalto, por lo que la A-68, según comentó el alcalde, ya está “llena de baches”.

Anuncios