¿Por qué reformar la Ley de Aguas precisamente ahora?

¿Dónde estaba la Ministra Narbona cuando PP y PSOE aprobaron una reforma estatutaria en Valencia que reclama el trasvase del Ebro? ¿Por qué se anuncia modificar la Ley de Aguas precisamente ahora cuando se aprueba el Estatuto de Aragón? ¿Van a cambiar también el texto valenciano y el catalán, o se va a aplicar la ley del embudo?

Me parece absolutamente tardía y a destiempo la propuesta del Ministerio de Medio Ambiente de modificar la Ley de Aguas para impedir “los blindajes de los ríos”. Y es que desde Chunta Aragonesista debemos recordar que PP y PSOE ya pactaron en Valencia y en Madrid una reforma estatutaria en la que se demanda abiertamente el trasvase del Ebro. Esta reforma de la Ley de Aguas que nos propone ahora la ministra Cristina Narbona hubiera tenido más credibilidad política, más rigor técnico, y hubiera sido más inteligente de haberse hecho en su momento, como marco de juego igual para todos, con la Directiva Marco del Agua como telón de fondo para aplicar la política hidrológica en todo el Estado. Pero entonces, ante el trasvasista Estatuto valenciano, no se reaccionó. Sin embargo, ahora sí se reacciona, precisamente cuando hay un pseudointento de blindar el Ebro en la reforma del Estatuto de Aragón. ¿No le parece a Marcelino Iglesias, Presidente de Aragón, mucha casualidad? ¿Va a asistir como mero espectador, aplaudiendo a sus compañeros de partido, o tiene intención de participar  defendiendo los intereses de Aragón?

Recordemos que CHA proponía que se incluyese en la reforma del Estatuto de Aragón una disposición adicional basada en la unidad de cuenca de la Directiva Marco del Agua. Es decir, queríamos que fuera imposible tomar ninguna decisión sin contar con Aragón. Del mismo modo pedíamos que se incluyera en el nuevo Estatuto la exigencia de informes sobre cualquier proyecto de trasvase no sólo preceptivos, sino vinculantes, por parte del Gobierno de Aragón, para poder evitar nuevas tentativas en este sentido. Sin embargo, se rechazaron estas propuestas y se acordó, por el cuatripartito (PSOE-PP-PAR-IU), un texto insuficiente pero que ya anuncian que va a ser recortado en Madrid, lo que, junto a esta reforma de la Ley de Aguas, hará que nos quedemos en desigualdad de condiciones con respecto a territorios como el valenciano, cuyo Estatuto ya ha sido aprobado, o el catalán que se atribuye determinadas competencias hidrológicas que no tenemos en Aragón.

Desde luego, CHA seguirá trabajando para corregir esta discriminación en un asunto capital como es el agua en Aragón.

Anuncios